Si quieres pasar por su centro, ¡sin pensarlo y 'pa' dentro! / La maestra de la adivinación, es la mejor de la nación. / Pide hora y Santal será tu salvadora. / Cualquier problema urgente te lo resuelve sin flema nuestra querida vidente. / ¡Consulta a esta gran maga, reina de una gran saga! / ¡Pide hora y no te cortes un duro, pues aquí encontrás sabiduría y arte puro!

miércoles, 1 de junio de 2016

Consulta vidente 11 - clientes: Mago resacoso, Petunio Finotallo y Orlando

CONSULTA VIDENTE 11


ANTERIOR CONSULTA (VER AQUÍ)

MAGO RESACOSO


Hola de nuevo. Tras seguir sus consejos para encontrar mi varita y mi sombrero, he de darle las gracias, ya que he encontrado ambas cosas. Claro que…la empresa no fue fácil.

Quizás lo más sencillo lo supuso el hecho de recuperar la varita, que ciertamente tenía el alcalde de mi ciudad. Le comenté de forma discreta que se había llevado por error mi herramienta mágica, y él admitió que así era, pero también dijo que si quería recuperarla no iba a ser gratis. Así que…como bien adivinaba usted, andaba mal de la vista, pero en cuanto saqué unas monedas de mi túnica, de sus labios caía abundante saliva, y pronto me arrebató las monedas para darme luego la varita. Ya se sabe que los políticos del mundo mágico son como en otras dimensiones, les encantan las ofrendas dinerarias.

Y sobre el sombrero…verá, usted dijo que me lo había escondido mi mujer, pero no estoy casado…Así que fui a ver a la mujer del decano de la universidad, con la que me acuesto de vez en cuando…y efectivamente, había escondido mi sombrero porque fui a verla tras salir de la taberna, y no le gustó el zarrapastroso aspecto que yo tenía, ni le dio ningún placer el poco sexo que fui capaz de darle en tan nefastas condiciones. Ya se lo dije, quien entra en la “Taberna Resacosa”, ya sabe de antemano cómo de mal acabará la velada.

Mi pregunta ahora es… ¿por qué he encontrado hoy en mi túnica unas bragas que no eran de la mujer del decano? ¿Es de alguna mujer de la taberna?

Gracias por todo, el mago resacoso y corneador.

(Agradecimiento especial a Jose Carlos García por la colaboración en el guión de este personaje.)



Respuesta para Mago Resacoso


Mi estimado colega en tantas artes esotéricas y poderes extraordinarios, un placer recibirle nuevamente después de este periplo temporal donde le perdí un poco la pista. 
¡Por supuesto, los políticos del mundo mágico están cortados por el mismo patrón que los del resto interdimensional! Según los suelo ver en mi bola de cristal se mueven como cucarachas en pos de los usureros que manejan el tinglado comiéndose el mejor bocado y bailándoles el cha-cha-chá por delante y por detrás. ¡Bochornoso, amigo mío, estos cucaracheros! La próxima vez, hágame caso y ate con un hilo invisible sus ofrendas crematísticas, luego cuando el bribón de turno agache el lomo para "picar el anzuelo"... tire, tire, tírele de las orejas también, no sea que se guarde allí las sobras, porque un día de estos terminarán cagando billetes "de bin laden" (ya sabe, esos que dicen que existen, pero no se sabe donde están).

Si, ya veo que le gustan las mujeres, le gusta el vino y si tiene que olvidarlas, bebe más vino.... Porque ama la vida y ama el amor, como un rufián, como un señor bohemio y soñador... que diría mi querido Julito de las Iglesias sin campanario ni monaguillos.

Menuda marcha que lleva de alterne y ligoteo, desde que entró en la taberna aquella noche del duelo. Está alcanzando cuotas insospechadas de criaturas enamoradas que se entregan sin ton ni son... En fin, que están loquitas perdidas y ¡claro ahora me pone en un aprieto, porque algunas de esas jovencitas son también mis clientas y me piden discreción! Más si me vuelvo imparcial, perdería personal y no es mi caso, de modo que voy a dar un paso y que me asista la suerte.
Según me indica mi lectura de runas, debe mantener los pies sobre la tierra y alejarse de cualquier pelandusca que se le acerque. ¡Ojo con esa chica de la taberna que no le pierde de vista! porque cuando le pilla de borrachera se le enreda la tal camarera, olvidándose de las bragas entre tanto revolcón.
Este es el mejor momento para dar el paso a cualquier proyecto de futuro, asi que olvídese de esa taberna tan cutre y asista a las fiestas de las chicas de universidad, donde encontrará variedad sofisticada, culta y enamorada para descubrir quien será la afortunada.
¡Saludos bendecidos y mucha suerte!


PETUNIO FINOTALLO


Estimada Madame Santal del Rayo Dorado, mi nombre es Petunio Finotallo, un bello espécimen de la hermosa especie de los flóridos. Como supongo que ya sabe, algunos de entre los suyos nos llaman los "hombres-planta", algo que nos irrita sobremanera, pues no somos ni lo uno ni lo otro, al menos no del todo, si usted me entiende.
Pero me desvío con tanta perorata, y, conociéndome, acabaría enredando mis raíces, lo que podría llevarme desvelar ciertos secretos que no deberían ver la luz más allá de aquellos que son como yo.

Madame Santal, es el infortunio y el desencanto, por llamarlo de algún modo, lo que hasta usted me lleva, aunque sólo sea a modo de carta. ¿Puede imaginar, acaso, lo presumidas y coquetas que llegan a ser las flóridas? No, supongo que no, ya que el significado que para un humano supone la palabra presumir es el mismo que nosotros damos a ser modesto, para que usted me entienda. 
Luminosopétalo Raizpetulante, que así se llama mi esposa, a la que tanto amo, aunque no más que a mí mismo, como es de recibo en cualquier flórido que se precie, ha venido sufriendo un extraño cambio en sus sanas costumbres en los últimos meses. Quizás no lo crea, Madame Santal, pero desde que una revista de belleza llegó a sus delicadas hojas, pues nosotros no decimos manos a nuestras finas extremidades, no hace más que seguir las indicaciones que se reflejan entre las páginas de la misma, a pesar de mi total oposición. ¿Desde cuándo nadie de los flóridos ha necesitado de consejos para saber cómo lucir mejor sus dones naturales? Puedo comprenderlo en los humanos, para los que la belleza puede ser casi cualquier cosa; pobres, qué pronto se marchitan esas criaturas con las que usted tiene la desgracia de convivir, por no mencionar la carga que debe suponerle pertenecer a una especie tan necesitada de esas cosas que llaman ropa para cubrir sus muchas imperfecciones. Pero, como le iba diciendo; ¡nunca entenderé este comportamiento de andar mirando revistas de estética y moda en uno de los míos! Me parece algo innecesario e insultante. La gravedad es tal que Luminosopétalo, mi esposa como ya le dije, apenas dedica tiempo a mis encantos, poniendo todo su empeño en mimarse a sí misma, lo cual es de veras irritante.
Dígame, Madame Santal, ¿cree usted que esto tendrá solución algún día?

(Agradecimiento especial a Miguel Ángel Villa por la colaboración en el guión de este personaje.)


Respuesta para Petunio Finotallo

Mi estimado Petunio, su especie no hay duda de que procede del Valle Florido y Hermoso que en primavera luce glorioso, cual divino manto multicolor. Supone bien, pues está en lo cierto, en nuestro secreto mundo encantado les llamamos a los de su especie "hombres-planta" y lamento profundamente que irrite la raíz de su vasta especie, el tallo que balancea su afilada estatura y las hojas de la discordia que alteran este litigio entre su flórida especie y la nuestra de magos sobrenaturales.
No, no enrede más sus raíces o de lo contrario tendría un grave problema de esguince subcutáneo difícil de sanar, con el consiguiente riesgo de contagio de ampollas muy molestas para sus congéneres, al ser conscientes del peligroso chismorreo que esta pertinaz infección suele causar a cuantos oídos se enterasen de semejantes secretos que darían a luz en muy breve tiempo a toda clase de burlas, como sacarles la lengua sin reparos por parte de todo el vecindario.
Entrando ya en el nudo principal de la desdicha que la ha traído a mi consultorio y consultándoselo a mi útil péndulo, si, ahora puedo imaginar lo pretenciosas y casquivanas que llegan a ser las flóridas, cuyo significado floral según el diccionario "Entérate cabeza de chorlito" es completamente lo contrario.
¡Oh, maldición, su adorada esposa, Luminosopétalo Raizpetulante, ha sido víctima del malvado empresario Proclancio! Este mezquino granuja es quien acapara la prensa rosa limón y está poniendo de moda estas revistas de belleza que pululan como plaga de hormigas parlanchinas, en cuantos hogares de su especie se precien de estar a la última de la última tendencia. 
Si, nunca jamás nadie de su especie precisó de remedios para lucir más bellos, al contrario, sus remedios los usaron los humanos insustanciales y mundanos, tan arrugados como pasas de Corinto y cubiertos sin ambages con su trajes ¡qué coraje! Porque va a precisar mucho coraje para desviarle la mirada a su bella esposa de semejantes revistas y vuelva a ser usted el centro de atención, por lo que le aconsejo que vaya a visitar a su amiga íntima, esa que siempre iba con ella a todas partes (incluso al baño de la discoteca o al probador de las tiendas de ropa interior), vamos que parecía su alter ego o su psicóloga particular. Bien, pues hable con ella a solas y sin que su amada Luminosopétalo Raizpetulante sospeche nada, coméntele la situación por la que atraviesa también su maltrecha relación conyugal y los estragos que esto le causa a usted. Cuando ya la haya convencido propóngale que utilice su mejor persuasión para que comprenda el calvario por el cual está pasando usted y el peligro de quedarse marchita por el malévolo embrujo de tales revistas, además del efecto reflejo que a usted puede causarle, como arrugársele el capullo del tallo y ¡se terminó la fiesta! 
En cuanto su amiga íntima la convenza de sus dislates, todo solucionado y serán felices comiendo regalices.
¡Saludos bendecidos y mucha suerte!



ORLANDO


Estimada Madame Santal:
Le escribo no porque piense que puede hacer algo por mí, mi caso es desesperado, pero necesito desahogarme y quizá a Ud. se le ocurra algo. 
Padezco el Síndrome de Orlando, el personaje de Virgina Wolf, un día me levanto y soy un hombre y, otro día, soy mujer. El problema es que es un cambio sin ciclo, no depende de las fases de la luna, ni de lo que he comido un día, ni de que el día sea par o impar. Me miro en el espejo y ahí estoy, hombre o mujer, depende de lo que dicte la almohada en cada momento. Es una suerte que se lleve lo andrógino, eso me ahorra muchos quebraderos de cabeza a la hora de vestirme, peinarme y relacionarme con otros aunque, salvo al médico, que no me creyó hasta verlo con sus propios ojos, no le he confesado a nadie mi problema. 
Soy adaptable, no me importa ser hombre o mujer, cada cual tiene sus ventajas, pero sí me gustaría permanecer en un mismo estado, tanta singularidad no es compatible con una vida normal. 
Gracias por escucharme. 
Su servidor: Orlando.


Respuesta para Orlando

Mi estimado Orlando, por las confidencias que me relata estimo que su síndrome se ha agudizado, en relación a otros casos que han solicitado de mis funciones como vidente, pues el alterne sucesivo de frecuencia contemplo que va a demasiada velocidad por minuto y habría que modificarlo a una frecuencia modulada por corriente continua donde por ejemplo podría usted mism@ programar los días y horas en los que desee ser hombre o mujer, así por ejemplo los días nublados a tal hora elegiría sería el hombre del paraguas cantando:
I'm singing in the rain - Just singing in the rain - What a glorious feelin' - I'm happy again - I'm laughing at clouds - So dark up above - The sun's in my heart - And I'm ready for love ...
En cambio para los días de sol achicharrante, sería una sirenita que pudiera permanecer sumergida bajo el mar hasta que llegase el atardecer, donde surgiría de las aguas como en aquella famosa película de Esther Williams, "Escuela de sirenas", al mismo tiempo que los bañistas le pedirían hacerse un selfie, lo que ocasionaría ser la portada de revistas del día siguiente.
Ya le digo, es cosa de calcular los parámetros secuenciales, dividirlos entre dos: él y ella, multiplicar por el número primo que no se entera de lo que vale un peine y finalmente restarle los errores estándar.
También es verdad que podría prescindir de todo lo dicho anteriormente y permanecer en dicha androginia sin darle más vueltas al asador ¿no le parece?.. Además jugaría con ventaja, ya que todos los modistos y modistas de alta costura l@ elegirían como mus@ de sus creaciones, así como los grandes peluqueros y esteticistas también se la rifarían por conseguir su atención y darle toda clase de cuidados para embellecer su cuerpo aún más. Ya no tendría que acudir a ninguna consulta médica, ni siquiera a la de su psiquiatra, puesto que tendría muy alta la autoestima con mucha paz y energía interior que le haría sentirse orgullosa de su singularidad.
¡Saludos bendecidos y mucha suerte!

ANTERIORES CONSULTAS: 
CONSULTA 1   
CONSULTA 2    
CONSULTA 3    
CONSULTA 4   
CONSULTA 5 
CONSULTA 6    
CONSULTA 7  
CONSULTA 8  
CONSULTA 9  
CONSULTA 10 

   (las pinturas son del artista contemporáneo ruso Michael Cheval)
Puedes participar enviando directamente tu consulta al correo de Madame Santal: consultoriodemadamesantal@gmail.com
Si te apetece que la vidente nunca sepa quién eres tú, ya que de momento no sabrás quién es ella, puedes crear un correo con otro nombre para despistarla, aunque solo es una sugerencia. 
¡No te pierdas esta oportunidad de diversión asegurada! 

4 comentarios:

  1. Ciertamente divertido. Y qué clientes tan complicados que tiene, Madame. 😀

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo de que hayas pasado un buen rato leyendo.
      No me hables de clientes, que no paran de consultarme lo que menos te puedas imaginar. En cuanto se apagan estas luces del escenario cojo mi escoba supersónica para irme de viaje y desconectar también de mi "trabajo"...je,je,je...
      Saludos

      Eliminar
  2. ¿Es mi imaginación o las consultas van aumentando de complejidad? Qué paciencia y qué talento tiene usted, Madame Santal, que a ninguno despacha por imposible. Y yo que creía que tenía problemas graves, qué ilusa.

    En fin, sigo suscrita a este consultorio y leyendo imaginativos remedios. Problema de otros, no es problema mío. Algo es algo :P

    Besos y pócimas, querida amiga :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi estimada autora, Julia C. de mi colega la Bruja Norberta:

      No, no es imaginación suya, es la pura verdad, parece ser que los nuevos invitados tienen bastante inquietud y me plantean unas consultas ciertamente complejas y originales. De hecho estoy alargando tanto los textos, que ya veo que en la encuesta me sugieren que solo incluya dos consultas, algo que ya haré la próxima semana, porque seguimos con consultas bastante entretenidas y muy bien elaboradas por sus autores respectivos, lo cual me obliga a realizar una serie de rituales de concentración con mi bola de cristal mucho más complicados que en mis primeras consultas.
      Le agradezco mucho que sea consciente de este esfuerzo por mi parte, aunque la magia y los poderes heredados de mis antepasados como mi abuela Águeda Eclepsia, me ayudan bastante.

      No pierda de vista este consultorio, porque ya hago lo posible e imposible para que siempre exista la sorpresa y la fascinación con estos sorprendentes personajes que no paran de subirse al escenario, cosa que desde aquí les agradezco.

      Bendecidos saludos, desde mi camerino a punto de apagarse ya las luces.

      Eliminar