Si quieres pasar por su centro, ¡sin pensarlo y 'pa' dentro! / La maestra de la adivinación, es la mejor de la nación. / Pide hora y Santal será tu salvadora. / Cualquier problema urgente te lo resuelve sin flema nuestra querida vidente. / ¡Consulta a esta gran maga, reina de una gran saga! / ¡Pide hora y no te cortes un duro, pues aquí encontrás sabiduría y arte puro!

miércoles, 27 de julio de 2016

Consulta vidente 19 - clientes: Viajero desesperado y Una insomne.



ANTERIOR CONSULTA (VER AQUÍ)


VIAJERO DESESPERADO


Estimada Madame Santal del Rayo Dorado, después de varios intentos fallidos, hoy he reunido el valor suficiente y me he atrevido a escribirle para pedirle su sabio consejo.

Se trata de mi indicador de autoestima, ya que últimamente se está acercando a niveles extremadamente bajos; tanto que a veces no me queda más remedio que acudir al vecino del segundo (un repollo insoportable que vive con su madre) para que, de cuando en vez, se deje caer después de la cena y venga a contarme su triste vida y así parezca que mi existencia es menos penosa. Pero la verdad cada semana el precio que tengo que pagar es más alto y estoy empezando a poner en duda la terapia que me he impuesto.

¿Se preguntará en qué puede ayudarme? … el caso es que todo empezó cuando un desgraciado día cayó en mis manos un libro que describía las hazañas de los 10 viajeros más grandes de todos los tiempos. Cristobal Colón, Marco Polo, Charles Darwin, Neil Armstrong, Magallanes, David Livingstone, Henrry Morton Stanley, … son solo algunos de ellos. Comprenderá usted que leer sus biografías, sus hazañas y sus descubrimientos me ha sumido desde entonces en la más grande de las depresiones. Me pregunto desde entonces que debería hacer para salir de ella y, por favor, no me diga que les emule,... porque eso ya lo he intentado y me he dado cuenta de la cruda realidad y, sobre todo, que cualquier intento de imitarlos queda fuera de mis posibilidades.

Espero impaciente que sus poderes adivinatorios puedan aclarar mi futuro y, si eso no fuese posible, solo me queda encomendarme a sus capacidades sanatorias para que me ayuden a salir de esta depresión que me consume.

Atentamente.



Respuesta para Viajero desesperado:

Estimado viajero desesperado, celebro que finalmente se decidiera a dar este inicial acercamiento confiándome sus preocupaciones, le aseguro que no le defraudaré, sino que pondré mis singulares poderes a su servicio para devolverle la autoconfianza en si mismo, pues de lo contrario acabaría víctima de sus propias pesadillas.

Reparar la cámara radioscópica de la autoseguridad, no va a ser fácil, pero para eso estoy yo aqui, para darle las instrucciones del montaje y puesta a punto. Tome nota para que las moléculas no pierdan sus propiedades vitales, como girar 360 grados al sol y sin achicharrarse regresar al punto inicial frescas como una lechuga. Cruzar después los ángulos entre las paralelas y trasversales que se interponen como pertinaces espectros echando más leña al fuego y dejándole exhausto en otra batalla sin molinos de viento, aunque "¡haberlos haylos!" Ya superada esta prueba, reinicie el programa, tómese las cosas con calma y acéptese como el viajero que fue, mochila al hombro, una gorra o un sombrero, un par de botas y el paraíso bajo sus pies.

Estas son mis instrucciones:

1º.- Trace una circunferencia con radios utópicos, en caso de fatiga visual o manual, delegue esta tarea en su eficiente computadora. Así cuando complete el círculo, entenderá que el mundo es un pañuelo, que todo viaje interior conduce al mismo punto de partida y que la utopía está en el horizonte y sirve para avanzar como decía Eduardo Galeano.

2º.- Haga una lista, no de la compra, sino de frases célebres, atribuidas a esos grandes viajeros de todos los tiempos. Intente descifrar la clave de sus pensamientos y comprenda que de logros cumplidos y errores reconocidos, lograron sus cometidos.

3º.- No acuda a esos imprudentes "remedios" cuando le venga a visitar Don Pésimo, si, ese tío pelma que se acuesta con la esperanza y se levanta con la desilusión, que lee la Resistencia de Ernesto Sábato pero acaba dándole la razón a Maquiavelo y a su pesimismo antropológico. Tampoco vuelva a visitar más al repollo insoportable del segundo piso, que todavía vegeta haciendo calceta, ni le invite después de las cenas para contarle sus penas, que su terapia ¡se irá al carajo cuesta abajo! No le conviene perder su autoestima con semejante pamplina, de manera que ¡fuera rutina!

4º.- Cuando ya haya "cosido el traje" con esos tres puntos e inicie este cuarto, vuelva a leer el libro de las hazañas de esos famosos 10 viajeros en el mundo entero, porque de esta forma tan sencilla se levantará pronto de la silla, comprendiendo que no se trata de imitaciones ni comparaciones, sino de torear el problema, disolver la "manifestación" del miedo, recuperar del olvido la autoestima y que no enviuden sus virtudes.

Su futuro lo veo claro, no será un viajero pendenciero, ni tampoco famoso ni envidioso, sino sencillamente le veo a usted, un peregrino del camino con decisión y mucho tino, dispuesto a disolver su depresión y llegar tan lejos como le dicte su corazón.
¡Saludos bendecidos y mucha suerte!


UNA INSOMNE


Mi querida Madame Santal : En estos momentos que llego a casa después de trabajar toda al noche y que me pasa que no tengo sueño. Quizás sea el cansancio o es por que al salir a la calle el aire de la mañana me espabila o es por que nada más llegar a casa enciendo el ordenador y me gusta bloguear y leer lo que me viene a mano. Me encanta leer a sus clientes y sus consejos me hacen partir de risa y creo que es la mejor terapia para mantenerme despierta, por eso me he decidido a pedirle consejo que debo de hacer para que me entre el sueño mañanero. Espero que su contestación sea en Breve porque mañana es la última noche que trabajo y en tres semanas, trabajaré de día y me ocurre lo mismo. Llego de trabajar y en vez de descansar, ver la tele o dormir la siesta , me engancho en el ordenador a escribir, bloguear o leer lo que se me pone delante. 
Espero sus consejos pronto.


(Agradecimiento especial a María del Carmen Píriz por la colaboración en el guión de este personaje.)

Respuesta para una insomne:

Mi querida y nueva clienta insomne, me congratulo de saludarla y que también me otorgue su confianza. Admito que no dormir es un incordio morrocotudo y testarudo, por lo que deduzco que sus días se desorientan y en lugar de cambiar de estación, pierden el tren porque desconocen el horario y no saben si es de día o de noche. 
Por todo cuanto me explica, sabrá que se ha subido a la noria de la rutina, donde no se admiten propinas, como descuidar el sueño en el empeño de encender el ordenador nada más llegar a casa después de una larga jornada laboral, porque le seduce la curiosidad del blogueo: "leo, leo y no pestañeo", pero tenga cuidado porque leer lo que le venga a mano es malsano como un tirano y cuando se quiera dar cuenta del estropicio no hay artificio para arreglarlo y eso que cuenta con mi ilustre servicio, que ya es decir.
Leer a mis clientes es caer en la tentación, porque del "pecado" al infierno solo hay un paso y mi consulta es un pecado mortal de necesidad, ya que una vez que pruebas, repites, y semana a semana con más ganas; mal asunto para zanjar el problema. No me extraña nada que con las risas que se pega cada vez que se entera de mis consejos, el sueño mañanero salga corriendo despavorido a esconderse en el baúl de los recuerdos o debajo de la cama de las promesas incumplidas. 
De momento le recomiendo pasarse por el "Spa Maravillas", que seguro también lo hay en su ciudad, cuando acabe su jornada laboral, para que le den una sesión de masaje relajante con aromaterapia, luego en casa túmbese confortablemente donde le venga en gana como en una cama de obsidiana, después respire conteniendo el aire unos segundos y espire tranquilamente, imagínese que es un globo que se hincha y se hincha, pero poco a poco se desinfla, lo mismo que su vecina cuando come fabada y acaba mareada del olor, ya me entiende, porque como soy tan fina no quiero describirle la escena con pelos y señales, no vaya a ser que se entere del chismorreo la condenada y me de una buena bofetada, aunque no quiero pensar la que podía armar si para fastidiarme le diera por regalar habichuelas a mi clientela. Con cada espiración repita:"estoy relajada y no siento nada"... "Estoy tan tranquila sin tomarme una tila"... "Si le pongo empeño pronto me entrará el sueño". Y cuando menos se lo espere estará rendida en los brazos de Morfeo.
Una vez que el tratamiento le de buen resultado como para haber descansado lo suficiente, podrá tener algún devaneo con el ordenador y volver a ser pecador o pecadora en su caso, leer mis consejos para morirse, mearse o llorar de la risa como le ocurrió a la monja clarisa que se fue a misa de aquella guisa y deprisa regresó antes de que al párroco se le cayeran los pantalones.
Cuando ya ordene su desorden del sueño, estará lista para organizar sus horarios del calendario laboral y compaginarlos con su otro quehacer virtual, disfrutar del bloguear sin abusar o tal vez irse de vacaciones, en una palabra será una desconocida de usted misma, pero no importa si la dicha es buena.
¡Saludos bendecidos y mucha suerte!



ANTERIORES CONSULTAS:   
CONSULTA 1    CONSULTA 2    CONSULTA 3  
CONSULTA 4    CONSULTA 5     CONSULTA 6  
CONSULTA 7     CONSULTA 8    CONSULTA 9
CONSULTA 10   CONSULTA 11  CONSULTA 12
CONSULTA 13    CONSULTA 14   CONSULTA 15
CONSULTA 16   CONSULTA 17   CONSULTA 18
   (las pinturas son del artista contemporáneo ruso Michael Cheval)
Puedes participar enviando directamente tu consulta al correo de Madame Santal: consultoriodemadamesantal@gmail.com
Si te apetece que la vidente nunca sepa quién eres tú, ya que de momento no sabrás quién es ella, puedes crear un correo con otro nombre para despistarla, aunque solo es una sugerencia. 
¡No te pierdas esta oportunidad de diversión asegurada! 

12 comentarios:

  1. je je muy bueno, un dia volvere como cliente. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Hugo:
      Encantada de saludarle por primera vez. Me alegro mucho de que le haya robado unas sonrisas y espero que alguna risa también...jejeje
      Acuda con su personaje de invención cuando le apetezca a mi gabinete y le prometo que saldrá satisfecho.
      Bendecidos saludos con chispeantes sonrisas y que disfrute del verano o invierno según su localización geográfica.

      Eliminar
  2. Estimada Madame, seguiré sus consejos porque yo también soy una insomne irredenta. Lo de la cama de obsidiana me produce especial confianza.
    La autoestima la tengo en un nivel medio-alto, pero es que yo no leo biografías de próceres ni de grandes descubridores. Yo leo novelas de seres desgraciados azotados por el destino y, claro, en comparación, me siento la reina del mambo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Rosa:
      Me parece perfecto que siga mis consejos al sufrir también de insomnio. La obsidiana tiene unas propiedades excepcionales para eliminar los bloqueos energéticos, aporta el equilibrio entre mente y espíritu y lógicamente es un gran calmante aparte de tener otras muchas propiedades. Considero idónea su opción lectora, al elegir novelas de seres desgraciados azotados por el destino, ya que siempre contribuirán a reforzarle su autoestima y sentirse la reina del mambo como usted misma expresa.
      Un gusto volverla a saludar y quiero también agradecerla su visita y comentario.
      Bendecidos saludos estivales en esta parte del hemisferio y que disfrute de unas relajantes vacaciones.

      Eliminar
  3. Parecen muy buenos consejos, aplicables a cualquier viajero impenitente que no esté pasando por sus mejores horas... y si es por cuestión de lectura, eso parece fácil de arreglar,...

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Estimado lector "El Baile de Norte":
      ¡Cuánto me alegro de que le gusten mis consejos! que sin lugar a dudas y como ya se ha dado cuenta, son aplicables a cualquier viajero desmotivado o desmoralizado, como usted afirma. La actitud con la que afronte la vida o la lectura, en este caso concreto, será fundamental para cambiar de perspectiva y superarse a si mismo.
      Bendecidos saludos llenos de relajantes y chispeantes sonrisas.

      Eliminar
  4. Jaja muy bueno. Como yo pienso a veces. No hace falta viajar a ver cascadas o glaciares. Basa aprietar el boton del baño y contemplar como sale el agua. O abrir el freezer y ver el humo que sale y el interior todo congelado.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Gustavo:
      Es un estupendo filósofo ya que como bien me comenta no hace falta viajar para disfrutar de las maravillas de esta apasionante existencia humana, porque desde el instante mismo de mirar la vida con los ojos de un niño nos podemos quedar absortos disfrutando con las pequeñas y grandes cosas y consiguiendo que las pequeñas sorpresas de cada día las vivamos como grandes y las grandes como extraordinarias.
      Bendecidos saludos agradecidos por su interesante comentario y llenos de la magia de la felicidad.

      Eliminar
  5. Muchas gracias Madame Santal por su humilde consejo. Dentro de unos días me iré de vacaciones y seguramente dormiré plácidamente al alejarme de esta máquina que nos tiene obsesionados. Me ha encantado su tratamiento ante el estrés un spa. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada autora de este simpático personaje de una pintora insomne:
      Me alegro infinito de conocer su opinión respecto a estos consejos que tras consultar con mis habituales instrumentos de videncia y dotes particulares extrasensoriales tuve a bien indicarle.
      Estoy segura de que en sus próximas vacaciones va a poder relajarse completamente y recuperarse del exceso de horas ante esta máquina infernal, que nos hipnotiza de tal forma hasta ser incapaces de apagarlo cuando ya nos empiezan a hacer los ojos chiribitas.

      Que disfrute al máximo de sus merecidísimas vacaciones y ya nos seguimos leyendo a la vuelta. Recuerde que aquí siempre tiene una amiga y vidente.

      Bendecidos saludos con alegres sonrisas llenas de magia y color.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Admirada Madame Santal, quisiera tener yo su pluma, o su teclado, para poder expresar, como merece, el placer inmenso que me suponen sus consultas. Gracias a Dios, de sueño no son mis males, pues como se dice capaz soy de dormirme en el palo de una escoba; tampoco ando en problemas de estima, no porque la tenga alta, sino porque a fuerza de arrastrarla uno se acostumbra. Como siempre, un gusto aprender y disfrutar de sus textos. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado lector:
      Ante todo le presento mis disculpas ante esta gran demora en responder a su atentísimo comentario, pero supongo que me comprenderá si le digo que perdí el rumbo de esta tarea a partir de mi descanso obligado y vacacional. Tras dicho receso me retiré definitivamente de este escenario, hasta hoy, por lo que lamento sinceramente no haberle respondido antes.
      No crea que usted no está a la altura como para hacer también un buen trabajo narrativo, al contrario, le he leído durante este tiempo sus publicaciones (a través de mi autora) y le considero un escritor muy disciplinado y constante, por lo que le auguro mucho éxito en el futuro. Aunque hablando de tú a tú: ¿por qué no te planteas pasarte por mi consulta y lo vemos?...

      Bendecidos saludos con cascabeles mágicos chispeantes y de nuevo disculpe mi demora.

      Eliminar