Translate

Si quieres pasar por su centro, ¡sin pensarlo y 'pa' dentro! / La maestra de la adivinación, es la mejor de la nación. / Pide hora y Santal será tu salvadora. / Cualquier problema urgente te lo resuelve sin flema nuestra querida vidente. / ¡Consulta a esta gran maga, reina de una gran saga! / ¡Pide hora y no te cortes un duro, pues aquí encontrás sabiduría y arte puro!

domingo, 1 de diciembre de 2019

Consulta vidente 29 - clientes: El Arlequín de los Sin Sentidos y Dulcinea del Amargo


ANTERIOR CONSULTA (VER AQUÍ)

EL ARLEQUÍN DE LOS SIN SENTIDOS      


Queridísima Madame Santal, acudo a vos desesperado, nadie me cree y ya no guardo esperanza. Solo su magia queda para paliar alguno de mis cinco males.
               ¿Ha oído la expresión «comer por lo ojos»?,  pues mire, hace poco, escuchando una sinfonietta que no oía desde niño, caí en un estado de trance donde empecé a ver, oler y percibir toda aquella infancia como si estuviera presenciándola. Fue mágico. Al poco volví en mí, pero mis sentidos lo hicieron algo trastocados.
               A priori fue agradable. Oler las vistas puede ser afable, sobre todo encontrándose delante de un campo de flores. Y ya no le digo poder sentir las caricias del canto de un ruiseñor ¡Qué cosquillitas más agradables! ¿Y para qué chuparse los dedos si con el tacto se perciben los sabores?  Al igual que eso de mojarse la punta de las yemas para pasar las páginas, mejor chuparlas directamente para que el gusto lea; Proust, Bernhard, Nietzsche... ¡Por fin pude masticar sus palabras! ¿Y qué decir de un olfato oyente? La bollería de mi barrio suena a Mozart multiplicado por Beethoven elevado a Brahms.
                  Sin embargo, eso solo fue la calma que precedió mi tormento.
                  Es decir, no todos los sonidos que nos rodean suelen ser «ruiseñoriales», cada día una «somanta palos» aguarda a las puertas de mis orejas. Y, a parte de fragancias, no oigo nada claro, ando metiendo la nariz en la boca de la gente para poder escuchar palabras emergiendo impresas en su aliento, y he de decirle que los caramelos de menta están pasados de moda. Además, ¿se imagina el olor de todo lo que mira? ¡Mi piso apesta a pintura! Y si no las manos, desde que saboreé aquella silla oxidada voy con guantes de limpieza, aunque tenga el sabor a goma perenne. Y la comida..., ¿sabe qué puede suponer ver comestibles machándose dentro de la boca? Esa visión me produjo un vómito que se aglutinó en mi cavidad bucal traumándome tanto que llevo una semana en ayunas.
              Incluso hacerle llegar este escrito ha sido una auténtica tortura; el repiqueteo de mi teclado produce agujas asesinas, la luz polarizada de mi portátil apesta a mofeta y cada vez que chupo la pantalla para ver qué he escrito sufro un calambrazo...
                    Así que, por favor, Madame, antes de que vengan los villancicos, lucecillas, comilonas, abrazos y velas perfumadas... ¡Ayúdeme!

                   En su magia reside mi única esperanza...  

 EL ARLEQUÍN DE LOS SIN SENTIDOS  

Mi agradecimiento a Pepe por su colaboración desinteresada. Si queréis conocer su blog pinchar aquí

sábado, 16 de noviembre de 2019

Consulta vidente 28 - clientes: Doña Luz Enciendo y Apago y Sinfónica


ANTERIOR CONSULTA (VER AQUÍ)

DOÑA LUZ  ENCIENDO Y APAGO     


Estimada Madame Santal, necesito un poco de su consejo y un mucho de su magia. Estoy segura de que, su bola mágica, puede dar con una solución. Están siendo meses muy duros y ya no sé a quién acudir.

Me encuentro desesperada, exasperada, irritada y muy, muy agobiada.

Todo empezó un día cualquiera. La luz del frigorífico se fundió y me tocó buscar los huevos a tientas. Acabaron haciéndose revuelto en el suelo y yo sin cena. No es fácil encontrar bombillas de frigoríficos en una gran ciudad así que, como mujer moderna de mundo, las pedí por Amazon.

Aquí volvieron mis problemas. El telefonillo se quedó mudo y el timbre del piso comenzó a lanzar chispas de colores como fuegos de feria. Pensé en un vecino bromista pero no me imaginaba a mi octogenario vecino dedicado al gamberreo. Antes de que el repartidor llegara y acabara achicharrado como un choricillo a la barbacoa, revolví la caja de cables pero no encontré nada más que un par de calambrazos. Al final, el repartidor tuvo que golpear la puerta con los nudillos, como toda la vida y yo instalé mi bombilla. 

Luego vinieron los zapateos en los enchufes. Pequeños pasitos por aquí y por allá. Después el parpadeo de bombillas y cables que, misteriosamente, salían de sus cajas y desaparecían dejando todos mis aparatos eléctricos inservibles.

Una noche, histérica, alumbrando con la linterna de mi móvil antes de que se quedara sin bateria y sin posibilidad de carga, acabé haciendo agujeros por todas las paredes del piso. Entonces los vi, estoy segura de que los vi...eran unos duendecitos pequeños, diminutos, burlones que disfrutaban acabando con mi electricidad y mi paciencia.

Querida Madame Santal, la necesito. Como verá, le he remitido mi consulta por carta, escrita a mano y ha sido bajo la luz de una vela porque ya no queda electricidad en mi casa. Por favor, deme un remedio para acabar con esta panda de electroduendes antes de que yo acabe haciendo alguna tontería. Gracias por su tiempo y su sabiduría. 

Mi agradecimiento a Beatriz Vélez por su colaboración desinteresada. Si queréis conocer su blog pinchar aquí

sábado, 2 de noviembre de 2019

Consulta vidente 27 - clientes: Dulcinea del Amargo y Kasiopea


ANTERIOR CONSULTA (VER AQUÍ)

DULCINEA DEL AMARGO     

Si quieres seguir las consultas anteriores de este mismo personaje, clica en las siguientes consultas: consulta 22 y consulta 25

Mi estimadísima y graciosísima Madame Santal:
 
Me alegra contarle que, después de poner en práctica su receta completa, debo reconocer que he logrado un cuerpo espigado (lleno de harinas y con barbas largas). No, es un chiste. Su receta funcionó a las mil maravillas. No tengo claro si como te ves, te sientes o como te sientes, te ves, pero la labor no ha sido en vano ya que, a poco de lograr la silueta de sirena que ansiaba, una invitación me ha llovido. Y digo llovido porque, desde el mismísimo momento en que la recibí, no ha parado de enviar San Pedro lluvias, tormentas, rayos, truenos, sapos y culebras. La invitación que con tanta satisfacción he recibido puede malograrse en cualquier momento debido al cambio climático. Pero no se asuste mi estimada, no le voy a pedir que me ayude a cerrar el agujero de ozono. Que lo haría si no supiera que esas son cosas para un batallón de brujos. Lo que le voy a pedir es algo más mundano, que no por eso deja de ser importante para los felices tórtolos que ansían festejar su unión. Ayúdeme, Madame Santal, a conjurar la lluvia para que siga camino hacia otro lado, al menos para tener la fiesta en paz y poder hacer el trencito del cha cha cha sin meternos en el barro. Ya intenté con varias recetas de la abuela a saber: enterré un cuchillo en el jardín, hice una cruz de sal al costado de la puerta y puse huevos en todos los rincones de la casa para Santa Clara que seca y que aclara. Pero nada… Le digo más, sabiendo que los indios sioux tienen un ritual para hacer llover yo razoné que, invirtiendo el ritual, podría conseguir el efecto contrario. Así que eso hice, en lugar de girar alrededor de la fogata en sentido de las agujas del reloj, lo hice para el otro lado y las letras de la canción ritual las pronuncié en reversa también, con lo que surgió una letra escondida que no estoy segura si servirá para que seque o para que aparezca el diablo: 

         SONAM  SUS  ED  SAIVULL  NEIVNE  OYAR  LED  SOID  ONEURT  LED  SOID

Con todo, nada ha mejorado y ante la inminencia de tener que cambiar el vestido de fiesta por un piloto de pescador le hago llegar este pedido glu glu glu.

Mis afectuosísimos saludos, Madame.


Mi agradecimiento a Mirna Gennaro por su colaboración desinteresada. Si queréis conocer sus blogs pinchar aquí y aquí

jueves, 24 de octubre de 2019

Consulta vidente 26 - clientes: Abducida y Gigante


ANTERIOR CONSULTA (VER AQUÍ)

ABDUCIDA    


Muy buenas tardes Madame Santal,
Verá, he decidido ponerme en contacto con usted porque me han dado muy buenas referencias sobre sus dotes de gran vidente y en la situación en la que me encuentro requiero de su don para ver si el problema con el que me encuentro tiene solución. No me atrevo a pedir ayuda psicológica porque creo que si le explico al psicólogo de qué se trata posiblemente me interne en un centro psiquiátrico en lo que me quede de vida. Aquí le expongo el motivo de mi consulta:

Siempre he tenido la sensación de no ser de este planeta, no encajo para nada en este mundo, creo que no soy una persona muy normal, soy bastante extraña ya que me gusta lo que a nadie le gusta y no me satisface lo que al resto le satisface, me siento como un pez que va contracorriente de todo. Hace unos mese que vengo teniendo unos sueños muy extraños en los que veo bajar una nave del cielo, no se trata de un avión ni aparato terrestre, en el sueño ya me da esa pista, osea que es una nave alienígena.

Pues bien, la nave al descender me envuelve en un haz de luz y me succiona y desparece de inmediato, yo dentro de ella, claro está. Una vez dentro recupero el sentido y veo que los seres que me rodean me son familiares y nos ponemos a danzar sin música en una coreografía perfecta como si me hubiera pasado meses ensayando. En esa danza me despierto y al despertar no estoy en mi cama ni en mi habitación sino en el terrado del edificio en el que vivo. Me asalta la duda de si es que soy sonámbula y subo en plena noche por mi propia patita o si se trata de que tengo unos parientes en otra galaxia y vienen a buscarme. Pienso que pueda tratarse de una abducción...

Ay! Madame, ¿cree usted que estoy perdiendo la perola? ¿Entiende por qué no puedo acudir a otra persona que no sea usted, Madame Santal?

Le quedaré enormemente agradecida si puede ayudarme a resolver esta incógnita, la cual me crea verdaderas dudas sobre mi cordura...

Muchas gracias de antemano por invertir su valioso tiempo en atender mi consulta.

Reciba un abrazo de este Ser que no sabe de dónde viene ni hacia adonde va y se siente tan perdido como el pobrecito E.T.

ABDUCIDA


Mi agradecimiento a Marina Collado Prieto por su colaboración desinteresada. Si queréis conocer sus blogs pinchar aquí y aquí

miércoles, 16 de octubre de 2019

Consulta vidente 25 - clientes: Monógama en serie y Dulcinea del Amargo


ANTERIOR CONSULTA (VER AQUÍ)

MONÓGAMA EN SERIE       


Buenos días Madame Santal del Rayo dorado.
!Mis cordiales saludos! Recurro a usted porque he leido que es una excelente médium durmiente, vidente con lo intangible.

!Verá usted! La navidad pasada, conocí á un joven francés muy atractivo y apuesto en el bar que, a las pocas horas lo hice mi cena de nochebuena. ¡Ay, ay, ay! ¡Bendita agua sala'! ¡Mil rayos partan mi mala suerte! Pasadas varias semanas, tenía una cita, pero con la ginecóloga, por cierta rasquiña que sentía. ¡Grrr! pero que fastidio, mon trésor traía regalo sorpresa!

Mientras estaba tendida en la mesa de exploración, la galena me preguntó que, cuántas parejas sexuales había tenido, a la cual, respondí en tono de chascarrillo:«dejé de llevar la cuenta»
Enseguida ella puso cara de asco, asombro, desprecio. «Que suerte la tuya, tienes sarna, sarna como los perros», me anunció fríamente. Por un instante, quise romperle el cuello ante tal sutil diagnóstico, pero logre recuperar la calma, y trate de desvanecer la casi imperceptible arruga de mi frente. Lancé una mirada de cascabel y me acerqué a ella, «¿He de ir al médico o al veterinario?» pregunté con ironía.

Ella me miró inquisitiva. «No puedo creer que a tu edad todavía piensas en el sexo.» balbuceo entre dientes, mientras se quitaba los látex. ¡Dame paciencia, Cristo! pero qué ingenua resultó ser, no intuyó que a esta "edad" lo mío es cosa de estética. Devorar hombres jóvenes, es como inyectarse ampolletas de colageno. ¡Ave María Purísima! quién diría que estas dosis de energía seminal darían una hermosa lozanía a estos setenta y pico de años.

¡Ay mi cruz laureada!, disculpe usted, que me he salido del meollo del asunto, ahí le va mi consulta: !Me aterra la idea de llenarme de bichos que se alimenten de mi tersa piel humana! ¡Yo no quiero eso! ¿Qué hacer? ¿Algún talismán, amuleto, de protección personal para ahuyentar a todo aquel semental enfermo que se acerque a mi?

Heme aquí, pausando mi modus operandi, entretanto espero sus valiosos consejos.

Atentamente,
Monógama en serie.

Mi agradecimiento a Yessykan por su colaboración desinteresada. Si queréis conocer su blog pinchar aquí

miércoles, 9 de octubre de 2019

Consulta vidente 24 - clientes: Lola Mento y Hechizada


ANTERIOR CONSULTA (VER AQUÍ)

LOLA MENTO         


Buenas noches Madame Santal del Rayo dorado.

Mis cordiales saludos. Me dirijo a usted, de la manera más atenta con el fin de solicitar su visión aúrica y sus capacidades como médium.

Mi nombre es Lola Mento, aunque muchos se empeñan en llamarme la Bestia, por no ser agraciada físicamente. Durante los últimos dos meses he tenido la sensación que me acompaña una especie de maldición, en mi cabeza hay cientos de preguntas, pero la que más me agobia es: ¿Porque no nací guapa?

Le explicare brevemente, según mi madre vine al mundo durante un eclipse lunar en viernes 13, y para rematar mi pesadilla lunar, asegura que soy la reencarnación de una tastatarabuela, que me dejó su peculiar "marca de la bruja Hölderlin", de ella, heredé su peculiar y horrorosa belleza. Siempre me pregunto, ¿cuál fue el motivo, razón, circunstancia de este estigma?

Si hasta la fecha no poseo poderes sobrenaturales, el único poder que veo tener es, incitar a mis amigos que se burlen de mi. En el colegio los compañeros me gritan que, al casarme comenzare de nuevo algo similar como El planeta de los simios, o que el único pretendiente con el que podría ligar es Gollum, la criatura de: The Hobbit.

Me paso siempre en el tejado de mi casa, acompañada por mi negro minino llamado Jinx, compañero de mis horas de soledad, melancolía y pesar. SOS ¡necesito ayuda urgente! ¿Qué puedo hacer?

Lola Mento

Mi agradecimiento a Yessykan por su colaboración desinteresada. Si queréis conocer su blog pinchar aquí

martes, 1 de octubre de 2019

Consulta vidente 23 - clientes: Hechizada y Kasiopea


ANTERIOR CONSULTA (VER AQUÍ)

UNA HECHIZADA      

Admirada Madame Santal.
No sé si su consultorio es el lugar adecuado para solicitar la ayuda que necesito, no obstante decido dirigirme a usted antes que a otros desconocidos profesionales.
Madame, de un tiempo a esta parte, tengo sensaciones que me tienen preocupada. A veces pienso que estoy soñando y que al despertar volveré a la normalidad, otras veces creo que he sido hechizada por algún aprendiz de mago que se divierte a mi costa.
Intentaré explicarme.
Como ya sabrá, la vida pasa a una velocidad vertiginosa; la tecnología adelanta que es una barbaridad; hoy prima la forma sobre el contenido, el envoltorio sobre la esencia y yo me siento perdida en algún recodo del camino, sin entender hacia dónde vamos.
Hasta los diseñadores de ropa parecen trastornados. Hace unos días decidí comprarme unos vaqueros, hoy llamados jeans, y comprobé que los vendían rotos, eran tan estrechos que parecían hechos para gacelas y ahora, eso que ante llamábamos tiro, lo han reducido a la mínima expresión y dejan el ombligo al descubierto.
Pero eso no es todo, la semana pasada me salió en el hombro una mancha que picaba como un demonio. Decidí visitar al especialista y nada más verme preguntó:
—¿Hay animales en su casa?
Pensé decirle que éramos cuatro, pero ante el temor a que no lo comprendiera, respondí:
— Sí. Tengo dos gatos.
No me gustó nada la cara que puso, hecho que me hizo sospechar que el efecto del hechizo llegaba hasta allí. ¿Qué culpa tienen mis peluditos? Duermen en su habitación y están sanos y lustrosos.
Me aplico cada día la pomada recetada y, por suerte, ya casi no hay picazón, porque no estoy dispuesta a dejar de acariciar a mis gatos ni a prescindir de sus arrumacos.
No piense que tengo manía persecutoria ni algo por el estilo, me considero una persona positiva y con sentido del humor, pero hay veces que desearía vivir en la cima de una montaña alejada de noticias y del mundanal ruido.
—¿Es grave mi dolencia, Madame Santal?
Por favor, cuando sus ocupaciones lo permitan, ayúdeme a superar este posible hechizo.
Afectuosamente,

Una hechizada.  


Mi agradecimiento a Ana Palacios por su colaboración desinteresada. Si queréis conocer su blog pinchar aquí.